22 dic. 2009

Un rayón en tierras berlinezcas







A huevo que debía dejar alguna huella en esa increíble ciudad, y aunque esto ha recibido adjetivos como "naco", "kistch" y "pretencioso", pues ese era exactamente el objetivo. Ah, y qué divertido fue.

2 comentarios:

Ckobain dijo...

Vientos carnal... va pues nos vemos...

Citlalinushka dijo...

Yo me pregunto lo mismo. y como va la cosa quién sabe cuando caerá.