7 oct. 2012

Qué mal sabor de boca (peor que el de las mañanas y crudo)

El mal sabor de boca que me dejó esa experiencia con la b.tch directora de un tal Instituto IES moda Francia. Y si me refiero a ella con ese adjetivo créanme que lo merece, ahí dispensarán. Trataré de ser breve: En mi llegada al DF fui a solicitar empleo de docencia en dicho lugar. Al parecer a la directora francesa le interesó mi persona y le gustó lo que vio en mi portafolio, además de que ya tenía buenas cartas de referencia en Institutos de mi ciudad natal. Me hizo varios exámenes los cuales terminé con éxito. A pesar de que las clases ya habían comenzado, me contempló para el sig. semestre y por lo pronto me propuso varios proyectos que parecían muy atractivos, y que serían pagados respectivamente. Uno de ellos era ilustrar unos conjuntos de los alumnos en un taller otorgado por un diseñador famoso, un tal Naco (no kidding man). Urgían porque iban a ir unos franceses en una semana, por lo que comencé a bocetear y ponerme de acuerdo con la directora. Una mañana me pidió que hiciera varios bocetos de posturas y expresiones para la noche, y así lo hice. Al llegar la noche, fui donde ella. Íbamos caminando juntos a donde estaban las colecciones que yo ilustraría mientras me preguntaba si fui a una sesión de fotos en la tarde ¿?, y pues... le contesté que no, puesto que estoy seguro no me comentó nada al respecto. Entonces frenó súbitamente y se volvió hacia mí preguntando lo mismo con cara de sorpresa para reafirmarlo. Le comenté amablemente que pienso que no me dijo nada al respecto, quizá fue sólo una confusión, a lo que me contestó que como pensaba que yo era un adulto, podría hablarme como tal, pero veía que no, que tenía que usar bolitas y palitos y hablarme como a los alumnos. No sólo me ofendió a mí, sino también a sus alumnos, los cuales no son ningunos niños y estoy seguro entienden perfectamente todo. Ni siquiera se molestó en ver los bocetos que le llevé. Pienso que al siguiente día me dice que los franceses cancelaron su venida, y que ya no había tanta prisa. Aún así el proyecto seguía en pie para enviárselos escaneados a los susodichos. Entonces hice una ilustración de ejemplo para que ella viera la técnica manejada y el estilo, el cual al parecer le gustó mucho y me dio luz verde. Terminé de hacer los bocetos y obtener las referencias un martes, y le comenté a su brazo derecho (Jessy) que les llamaría el viernes para informarles de mis avances. Jessy estuvo de acuerdo y me comentó que con que llevara dos por lo pronto estaría bien para ver el estilo y avances. Para ese día no sólo hice dos, sino tres ilustraciones (a pesar de que el miércoles y jueves estuve enfermo), y al llegar ese día traté de llamarles al Instituto. No obtuve respuesta y les dejé un mensaje en la contestadora. El sábado hice lo mismo, así como el lunes de la sig. semana, pero sin éxito. No fue sino hasta el martes que por fin Jessy me contestó y acordamos de vernos para llevarles los trabajos. Les dejé los 3 trabajos junto con una nota para la directora donde le hacía saber que estaba trabajando en los otros. El jueves de esa misma semana recibo una llamada de Jessy, donde me comenta que la directora estuvo revisando mis trabajos junto con los otros profesores de ilustración, y que llegaron a la conclusión de que no tenían la calidad suficiente y quesque me tardé demasiado en terminarlos, por lo que no estaba apto para otorgar clase allí. Al escucharlo realmente me desconcerté y por un momento dudé de mi trabajo, pero de inmediato se me llenó la cabeza de cuestiones. No discutí con ella, pues es sólo una intermediaria, pero sí le pedí que me fijara una cita con la directora, quería que me escuchara pues no veía nada justo lo que me decía ni le encontraba un sentido a todo eso, sobre todo después de haber tenido total aceptación por parte de la directora y ya habiendo conocido mi trabajo. Además tengo la satisfacción de saber que no entregué tarde, y que no es mi culpa el no recibir respuesta todas las veces que intenté comunicarme (qué irresponsabilidad si algún alumn@ quiere informes y nadie le contesta!). Nunca me llamaron de vuelta y de nuevo estuve tratando de comunicarme sin éxito, hasta aprox. después de una semana decidí ir personalmente y sólo así me atendieron. La verdad sí nos echamos un round la directora y yo, y sus respuestas eran tan vacías y sin sentido como esperaba. Me comentaba que no era posible que nadie contestara, que no pude haber llamado. Indirectamente me decía, por si fuera poco lo anterior, un mentiroso. Por qué habría de mentir? Si al que le interesaba más que a nadie era a mí! Y con respecto a la calidad de mis trabajos, afirmaba que era una calidad que sus alumnos podrían hacer. En cierto punto me percaté que era una señora con la que no se podía conversar propiamente, y pienso que no era muy cuerda y era algo voluble. No sé si sus maestros le dijeron algo, o si tiene poca fuerza y voluntad para decidir por ella misma. Así que le di las gracias y tomé mis trabajos para enseguida retirarme. Yo quiero trabajar en un lugar en el que esté contento, y ahí definitivamente no iba a estarlo. A todo esto, olvidé mencionar que cuando en su momento hablamos de precios me comentó que lo más que podía darme por cada ilustración eran $200.00, y que "si ella fuera yo" ni los cobraría, pues era una oportunidad que ella me daba (si ella fuera yo al menos me arreglaría). Así que chic@s, si alguno de uds. alguna vez consideró estudiar en este Instituto, primero vean el poco profesionalismo, seriedad y cordura que ofrece su directora. No por nada pero en mi ciudad de San Luis trabajaba en Institutos que tienen un trato, calidad y eficiencia muchísimo mejor que este tipo de lugares como Jacquard y Guszé. No por estar en el DF y ser francés significa mejor calidad necesariamente. Ahora me comeré un bolillo para que se me baje el estrés.
Estos son los tres diseños que ilustré, los cuales puede hacer "cualquiera de los alumnos de esa directora"

3 comentarios:

Luis Miguel Falcón Tubío dijo...

Pues no flipa, algún alumno podría hacer algo así, por el simple hecho de que en todos lados siempre hay algún maquinote suelto que tiene mucha calidad, pero bueno, que se le fue la olla, espero que al menos le cobraras el trabajo...

Ckobain dijo...

Que mal pedo ahorita te escribo algo mas largo me pondré a chambear un rato. Que poca madre.

vale dijo...

:( trabajo en un kinder dando clase de pintura y la directora es igual de locaaaa quiere decirme como hacer mi trabajo solo porque estoy chava.

tus ilustraciones son hermosas y yo si pagaba para tener unas clases de ilustración contigo.
Saludos!!!